Las grandes ventajas de jugar en un casino online

Los jugadores principiantes que desean iniciarse en el mundo de las apuestas y el juego online están de enhorabuena. Las casas de apuestas oficiales como Bet365, Bwin, William Hill, Sportium o Betfair no sólo ofrecen todos aquellos juegos que encontraríamos en un salón de juego normal, sino que además se adaptan al presupuesto con el que cada jugador cuenta, permitiendo ingresos de dinero que van desde cantidades mínimas hasta grandes sumas de efectivo. Gracias también al gran catálogo de ofertas, promociones, bonus y programas VIP, resultará más fácil que nunca comenzar a apostar sin tener la derrota asegurada desde nuestros primeros pasos.

En primer lugar, las apuestas deportivas son una excelente opción para iniciarse en el mundo del casino online contando con un bajo presupuesto. Para ello es necesario seleccionar un deporte que conozcamos a fondo, y mejor aún si seguimos de forma regular las diferentes competiciones que suelen darse en este. Cuanto mayores conocimientos tengamos sobre el partido o competición en la que apostamos, más posibilidades tendremos de rentabilizar nuestra inversión. Podemos empezar con un simple ingreso de diez euros para comenzar a aprovechar las ofertas de corredores de apuestas como Bet365 o William Hill.

Nuestras opciones se abrirán aún más si ya contamos con conocimientos sobre un deporte de seguimiento minoritario, ya que en estas apuestas la volatilidad es mayor y, al contar con amplios conocimientos, podremos adelantarnos a lo que sucederá durante las competiciones. De esta manera podremos comenzar con apuestas combinadas simples. Por ejemplo, apostando en dos apuestas con cuotas seguras y reducidas y añadiendo una con mayor incertidumbre que multiplique nuestros beneficios. Las apuestas de doble oportunidad también nos ofrecen jugar con relativamente poco riesgo, ya que podremos apostar por dos resultados dentro del mismo partido.

Si jugamos en Bet365, es más que interesante aprovechar los bonus de bienvenida que nos reintegran dinero en nuestra cuenta de forma gratuita, y que a veces reducen el riesgo de nuestras apuestas al mínimo. Para ello tan sólo tendremos que registrarnos en la web oficial de este casino online. Mientras rellenamos nuestros datos se nos puede ofrecer una casilla en la que introducir un código bonus Bet365, y que irá dirigido a mejorar aún más las condiciones de nuestro bonus. Este código se ofrece en diversas páginas relacionadas con el mundo de las apuestas, pero no debemos temer: si no nos encontramos en posesión de este código, aún optaremos al bonus normal de Bet365. Aprovechando un bonus, no necesitaremos realizar una gran inversión para aprender a jugar.

Pasando al mundo específico del casino online, las tragaperras suponen una excelente opción para iniciarse en el juego sin gastar mucho dinero. Además, el tiempo de aprendizaje que necesita una máquina simple de tres rieles es tan bajo que en apenas unos minutos estaremos experimentando toda la emoción del juego desde casa. Para mantener nuestra inversión baja, tan sólo tendremos que realizar apuestas conservadoras con monedas pequeñas. En muchas máquinas tan sólo necesitaremos diez céntimos para realizar nuestros primeros giros, optando también a giros gratis en algunos juegos. Si vamos a apostar con tipos bajos, es necesario saber que la frecuencia de premios será menor, ya que la ventaja de la casa se reduce considerablemente si jugamos con el tipo máximo de apuesta. También nos resultará rentable jugar en una máquina normal en lugar de una tragaperras de bote acumulado, ya que estas reducen los premios bajos y medios a costa de sumar una ingente cantidad de dinero en su premio mayor o jackpot.

tragaperras


La ruleta es otro juego que, si se lleva a cabo con estrategia y apuestas bien medidas, puede rentabilizarse a largo plazo. Para ello es necesario acudir a la ruleta francesa, ya que cuenta con una casilla menos que la ruleta americana. La añadidura de la regla en prisión, exclusiva de la ruleta francesa, te permitirá recuperar el dinero invertido en tu apuesta en algunas rondas. Para jugar con poco dinero en la ruleta es necesario realizar apuestas externas que cuenten con el mayor porcentaje de probabilidades de resultar ganadoras. Estas apuestas son las que se dirigen a adivinar el color del número que saldrá (rojo/negro) o si el número será par o impar, y que reducen la probabilidad de perder a tan sólo el 50%. Cuando contemos con más experiencia, podremos realizar apuestas por columnas o a caballo.

En la escala media se encontraría el blackjack, ya que requiere mayores conocimientos sobre el juego y, por lo tanto, mayores períodos de práctica para asegurarnos de que nos cometemos fallos de estrategia durante nuestras primeras partidas. En este juego de cartas será necesario superar la carta de nuestro crupier, y existen decenas de opciones realizables en base a la carta que se nos muestre y las que tengamos nosotros. Memorizar estos esquemas será complicado durante nuestras primeras partidas, pero gracias a los casinos online podremos contar con toda la información disponible en el momento de la partida, reduciendo así el riesgo. Si ya hemos probado suerte en el resto de juegos de nuestro casino online, quizá sea momento de avanzar hacia un juego de cartas que ofrece gran dinamismo y horas de diversión como el blackjack. Además, mediante el juego de Blackjack Multiplayer que podemos encontrar en Bet365, podremos jugar junto a nuestros amigos de toda la vida y así conocer el nivel de habilidad de nuestros rivales para asegurar que la partida no será aún más complicada debido al nivel de experiencia del resto de jugadores.

A menos que llevemos algún tiempo jugando como aficionados con nuestros amigos, el poker quizás sea el juego que lleva un mayor tiempo de aprendizaje y que requiere una inversión más segura en el mundo de los casinos online. Sus reglas son sencillas, y podremos estar jugando partidas en poco tiempo, pero para adquirir un conocimiento completo de todos los aspectos del juego y las diferentes habilidades con las que cuentan los jugadores se necesitará un largo tiempo de práctica. Sin embargo, el poker online es la estrella de muchos casinos y el juego más demandado, lo que garantiza que la diversión que ofrece es difícil de encontrar en ningún otro juego. Además, el poker no introduce un factor que de ventaja de la casa debido a que apostamos contra otros jugadores en lugar de contra el casino, por lo que a largo plazo, si somos buenos jugadores, rentabilizaremos nuestra inversión.

Sin embargo, los casinos son conscientes de que el poker puede resultar ligeramente más complejo en sus aspectos básicos que otros juegos como la ruleta o el blackjack, por lo que ofrece una serie de ofertas de bienvenida que nos ayudan a dar nuestros primeros pasos sin que la derrota sea un hecho de gran importancia. El poker es prácticamente el único juego en el que los casinos ofrecen dinero totalmente gratuito sin la necesidad de realizar un depósito primero. Estas pequeñas cantidades de dinero (normalmente de cinco a quince euros, aunque estas condiciones cambian constantemente) nos ayudan a dar el empujón a nuestra cuenta y comprender la interfaz de uso de las aplicaciones descargables que nos permiten jugar al poker online. Una vez hayamos gastado este saldo gratuito, podremos continuar optando a un jugoso bonus de bienvenida que minimizará el riesgo y nos ayudará a extender el tiempo que tardaremos en necesitar otro ingreso. En Bet365 también contamos con tickets de torneo que nos permiten poner a prueba nuestras habilidades contra otros jugadores, motivándonos a mejorar de forma constante.

poker


Además, gracias a la escuela de poker de Bet365 podremos dedicar el tiempo necesario a aprender todas las reglas del juego de forma rápida y eficiente. Si queremos comenzar a jugar al poker sin riesgo de perder nuestra inversión, podemos acceder a mesas con un límite de 1 o 2 euros en las que, a pesar de que las ganancias serán pequeñas, el riesgo de quedarnos sin fondos en un solo día será casi inexistente. Por ello, Bet365 recomienda como regla general no apostar más del 5 o 10% de nuestro saldo en un solo día cuando somos jugadores novatos.

Los casas de apuestas ofrecen un amplio rango de opciones que nos permiten apostar minimizando el riesgo, por lo que si queremos iniciarnos en un juego que quizás requiera una inversión más grande para que se pueda rentabilizar a largo plazo, siempre existen opciones que nos pueden permitir hacerlo de forma segura. Lo importante es no rendirse y poner esfuerzo en aprender las reglas básicas de cada uno de los juegos realizando apuestas de forma responsable y con inteligencia.